No es mi Problema!

Hace poco tuve una amarga experiencia, en donde un profesor exigió a un alumno en un plazo de 1 día conseguir un material didáctico y el estudiante amablemente le indica que le va a ser muy difícil en un plazo tan corto, y la respuesta del profesor fue “No es mi problema!”.

Desde ese momento esa frase ha estado en mi mente y no solo esta frase sino que también algunas variaciones como “a mí no me toca”, “yo no fui”, “porque yo”, “que lo hago otro”  y un sinfín de pensamientos para evadir responsabilidades.

Y justamente conversando con un amigo discutíamos del tema, y coincidíamos que el “no es mi problema” es parte de la idiosincrasia del tico. Desde tiempos coloniales el tico ha sido reconocido por ser “pacifico”  o pasivo diría yo. El acta de los nublados del día es –creo sin lugar a duda- el ejemplo más palpable de este hecho en donde no se clarifica la decisión tomada sino que más bien “se espera a ver que va a pasar”.

La crítica social es tema de conversación de todos los días, todos nos quejamos de la inseguridad ciudadana,  de los altos costos de los bienes de primera necesidad, altos impuestos, alta inflación, falta de empleo, etc. Pero la mayoría no cruza la línea de accionar, la de analizar el que se puede hacer para solucionar las cosas y no solo el criticar.

Precisamente ayer escuche un gran discurso de otro amigo quien hablaba de la calidad, de una manera muy simple dio una definición de lo que para el era calidad, hago mías las palabras de Mandred y cito: “Calidad consiste en dar el 101%, es decir dar algo más del 100%, dar el extra” (el FUA dirían algunos), comentaba Manfred que dar el 100% es mediocre pues simplemente se está cumpliendo con lo requerido, y personalmente coincido totalmente con sus palabras. La diferencia de lo normal con lo extraordinario es una delgada línea y cruzarla no es difícil, es sencillamente no solo cumplir las expectativas sino sobrepasarlas, y como hacerlo? simple tratar siempre de cuando hago las cosas dar el extra;  aunque lo que esté haciendo no es de mi agrado debería de procurar que sea una acción de calidad.

Este último párrafo lo relaciono con el “No es mi problema” pues la falta de calidad es para mí uno de los motivos por los cuales muchas personas tienen esta mentalidad.

Ojala y todos pensemos y actuemos con calidad y dejemos de pensar en que el día a día “no es mi problema”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *