¿Para Quién Trabajas?

 

Como la mayoría de veces que escribo sobre un tema sobre el cual escuche. El día de hoy alguien me hizo esta pregunta: Para quien trabajas?  

Probablemente la mayoría de personas responderían que trabajan para X o Y empresa, incluso si se trabaja propio probablemente se diga el nombre de la empresa a la que somos dueños, sin embargo si nos ponemos a analizar el para quien trabajamos, es decir el fin de cada persona la respuesta va a ser la misma (o al menos debería ser la misma), deberíamos trabajar para nosotros mismos.

De una u otra forma siempre vendemos nuestros servicios profesionales a un tercero, ya sea un cliente de forma directa o un cliente a través de un tercero, que en este caso seria “la empresa para la que trabajamos”.

Toda empresa necesita una inversión para poder sobrevivir, la premisa básica es al inicio se invierte para tras algún tiempo ver el fruto por las utilidades que pueda generar la empresa a la que se invirtió. De igual forma si trabajamos para un tercero vendiendo nuestros servicios profesiones, pues al inicio debemos de invertir en nuestra educación, para poder obtener “claves” que nos ayuden a desarrollar nuestras labores diarias, incluso hay otra analogía que toda inversión es un riesgo al igual existe en la educación en la que escogimos invertir.

Y no solo se debe de pensar en la parte remunerada, si bien es cierto todos trabajamos para recibir una remuneración económica, nuestras empresas (es decir nuestro “YO”) se especializa en algo, por lo que deberíamos de orientar nuestros servicios profesionales brindados en nuestra especialidad. Por lo que es necesario e imperativo que analicemos si en realidad nuestra empresa está haciendo para lo que fue creada y si nuestra empresa tiene claramente definidos aspectos como: Misión, visión, Valores, objetivos estratégicos, y más importante si existe un plan estratégico que nos ayude a formar nuestro futuro.

Durante todo el artículo he tratado de usar palabras cables (que espero sean fáciles de descifrar), pero quiero recalcar en una de ellas, y quiero finalizar con un pensamiento, si trabajo para mí, lo mínimo que debo hacer es hacer mi trabajo de forma profesional. Podría filosofar durante mucho tiempo sobre es ser profesional, sin embargo voy a ser breve (voy a obviar aspectos éticos), el ser profesional en algo es ser conocedor y prácticamente experto en ese algo (evidentemente no es sencillo y requiere de mucha trabajo y tiempo).

Por lo que es vital siempre recordar que debemos de realizar nuestras labores diarias de la mejor manera pues estamos ofreciendo un “servicio profesional” y la mejor manera de mercadear un servicio o producto es que este producto o servicio cumpla con las expectativas de los usuarios finales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *