Diferencia entre los que hacen las cosas y los que ven hacer las cosas

Será acaso que las personas que cambian el mundo innovando, construyendo, re-inventando, “haciendo cosas” son seres diferentes al resto?

Con un amigo de tertulias discutíamos sobre la “clasificación de las personas”, el muy acertadamente cree que en el mundo existen dos tipos de personas: Los lideres y sus seguidores, yo concuerdo totalmente con él e incluso me atrevo a hacer una analogía entre las “personas que hacen y las personas que ven hacer las cosas”.

 

Ahora la gran interrogante es que factores o características hacen la diferencia entre las dos clasificaciones de personas. Podrían ser varios los factores que afectan directamente la conducta de las personas:

  • Ambiente (medio)
  • Imaginación (capacidad de innovación)
  • Educación (cultura)
  • Entre otros.

Estos factores ayudan a determinar la conducta que propicia el cambio, sin embargo desde mi punto de vista ninguno de estos es el eje principal que hace que las personas “creen cosas”.

Desde mi punto de vista lo que marca la diferencia es el estar atento a lo que sucede en el medio, poder detectar necesidades de los consumidores y poder crear productos o servicios que satisfagan estas necesidades. Si analizamos las empresas más exitosas uno de los factores es la capacidad de adaptación al medio.

Un ejemplo es Apple quien de una manera muy acertada revoluciono el mundo de la música introduciendo el Ipod y sus sucesores iphone y Ipad, para Steve Jobs no era suficiente mantenerse compitiendo en el mercado de computadoras personal, y logró explotar un negocio que hoy por hoy es de los más rentables para la compañía.

Y como todo cualquier tema de administración de negocios, todo es aplicable a nuestras vidas personales. Si queremos ser competitivos debemos de estar atentos a los cambios en el mercado en el que nos desenvolvemos, debemos de actualizarnos constantemente pero más que eso tratar que nuestras acciones sean agentes de cambio y no simples “seguidores”.

Prestemos atención a nuestros medio que muy probablemente hay un sinfín de “cosas por hacer” y puede ser nuestra oportunidad para pertenecer al grupo elite de “Las personas que hacen”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *