¿Porqué Robin prefirió a Barney?

Una de mis series favoritas es How I met your Mother, historia televisiva donde uno de los personajes principales –Ted- les cuenta a sus hijos muchas historias y finaliza relatando la forma como conoció a su esposa quien sorpresivamente para muchos no era Robin. Dentro de la historia hay dos personas contrastantes Ted, persona ordenada, que tiene planeado la mayoría de cosas, adverso al riesgo y incluso algunas veces hasta inseguro de si mismo. Por otro lado tenemos a Barney Stinson, que a diferencia de Ted, se cree superior a los demás, le encanta el riesgo y esta siempre dispuesto a los retos (sin importar si tienen o no sentido). Al final de la la serie Barney se casa con otro personaje muy importante Robin, de quien Ted siempre estuvo enamorado. ¿Pero qué marcó esta diferencia? Que hizo que Robin prefiriera al personaje osado y no al más estable? Me gustaría analizar las cacaracterísticas del personaje de Barney a través de sus famosas frases:

  • Suit up!: Barney siempre usa traje, porque se considera Asombroso y el mundo tiene que saberlo.
  • Challenge accepted! : Barney ama los retos (tengan o no sentido) y algo importante es que no siempre los gana pero siempre da su mejor esfuerzo ante cualquier reto.
  • Legendary!: No importa cual es la actividad que Barney realiza pero todas son legendarias, Barney se encarga de que el hecho más simple sea difícil de olvidar.
  • Awesone: El está convencido (y persuade a los demás) que es asombroso y es capaz de hacer cualquier cosa. En Costa Rica diríamos “él se la creé”.

Un hecho interesante es que Barney si ser el protagonista es una uno de los personas más activos de la serie y a pesar de que no siempre obtiene todo lo que desea su personaje es el más feliz de la serie . Probablemente la razón del porque Robin se quedó con Barney y no con Ted es porque  simplemente una mejor historia, sin embargo más allá de la trama de la serie considero relevante las características (que cité previamente) que convirtieron a Barney en un triunfador , y pesar de que muchos de los comportamientos de Barney no son “dignos de seguir” su actitud positiva y dispuesta a los retos es algo que todos deberíamos de tener.

Si vas a hacer algo hazlo bien!

No a la mediocridad.

Cuando tenemos que hacer una tarea que nos gusta, que nos divierte, que nos emociona es sumamente sencillo hacerla bien, pero hay de aquellas cosas que, aunque no nos guste tenemos que hacerla?

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos realizado o vamos a realizar algo que no es necesariamente de nuestro agrado, desde aquellas cosas que simplemente no nos emocionan hasta aquellas que odiamos hacer. Pero si es algo que no nos agrada realizar por que hacerla bien?

Desde mi punto de vista no hay única respuesta y por el contrario hay múltiples razones por las que siempre debemos de dar nuestro mejor esfuerzo:

  • Nuestro rendimiento no va a ser medido en función de cuanto se disfruta hacer una tarea. Nos guste o no, si hacemos mal nuestro trabajo (trabajo, estudio, pasatiempo, etc.) la impresión que vamos a dar es que no lo hicimos bien.
  • Al realizar un “algo” que no es de nuestro agrado pero que lo hacemos bien estamos demostrando nuestra adaptabilidad y habilidad para ejecutar acciones.
  • En algunas ocasiones no nos gusta hacer ciertas cosas porque no somos lo suficientemente competentes en esa area (no todos los casos). Cuando esta es la razón por la que no queremos hacer ese algo y aún así lo hacemos estamos asumiendo un reto, nos estamos retando a nosotros mismos.
  • Finalmente, pero no menos importante, puede que después de que intentemos hacer ese algo que no nos guste nos termine agradando!

Es muy importante tener la mente abierta para hacer cosas no tan agradables desde nuestro punto de vista. Pero aún más importante es que todo lo que hagamos, debemos de hacerlo con nuestro mayor esfuerzo. La mediocridad nunca será valida ni recompensada!

Personas Multitasking

Hace algún tiempo leí un artículo publicado en un medio digital en donde se criticaba aquellas personas que realizan (o intentan realizar) varias tareas al mismo tiempo. En ese momento critique el articulo y estaba convencido que las personas tienen la capacidad de realizar múltiples tareas al mismo tiempo.

Sin embargo continúe investigando al respecto mi apreciación era errónea. Según múltiples estudios realizados por neurólogos expertos en el tema el cerebro humano no está capacitado para ejecutar múltiples acciones complejas al mismo tiempo (no tiene problema en realizar tareas simples como la activar la respiración mientras se camina por ejemplo) y el “cambiar de contexto” (proceso de cambiar de un estado a otro entre cada acción ejecutada) requiere de mucho tiempo, lo que causa perdida de atención en las tareas que se están realizando, que a la postre disminuirá la eficiencia y eficacia.

A la fecha sigo creyendo que, a pesar que nuestro cerebro todavía no tiene la capacidad de procesar más de un proceso a la vez, vivimos en un mundo en el que se nos obliga a luchar contra lo natural y –de alguna forma- ser seres capaces de atender más de una tarea “al mismo tiempo”.

Nuestra sociedad es cada vez más rápida y nos demanda ser personas muy eficientes. Debemos atender más cosas en un tiempo más corto, ser capaces de responder un correo mientras se atiende una llamada. Y si no somos capaces de “realizar tareas concurrentemente” es muy probable que otra persona si lo sea, es decir perdemos competitividad.

En el párrafo anterior utilizo un término que me parece es la clave del tema, concurrencia. Como ya lo comenté está demostrado que nuestro cerebro no es capaz de realizar dos tareas complejas al mismo tiempo, pero a pesar de esto si es capaz de realizar “X” cantidad de tareas una después de la otra (incluso alternándolas) con un “cambio de contexto” aceptable, pero el secreto está en determinar cuánto es esa “X” cantidad de tareas.

Cada persona es diferente, y la capacidad para realizar tareas concurrentes también lo es. Se debe de ser cauteloso en determinar esta capacidad, pero la única manera de realizarlo es mediante la prueba y error. Se debe de iniciar con tareas simples y luego evolucionar a tareas más complejas que requieran más tiempo.

En mi caso he determinado que la cantidad de tareas complejas (que requieren de un esfuerzo mayor a una hora) es tres. Es por tal razón que en el inbox de mi correo electrónico laboral siempre tiene solo tres correos, que corresponden a las cosas que puede atender concurrentemente sin que una ninguna se vea afectada. Hasta la fecha esta práctica me ha resultado bastante efectiva.

Claro está que es factible que tengamos que atender más tareas concurrentes de las que somos capaces.  La solución es utilizar un mecanismo de retención en el cual se pueda crear una “cola” de tareas pendientes ordenadas y priorizadas por algún criterio. Este criterio puede basarse en diferentes factores como lo pueden ser: importancia de la tarea, tiempo que me tome realizar la tarea o incluso una combinación de las dos anteriores. Importante es realizar una priorización para focalizar nuestra capacidad de realizar tareas (capacidad de procesamiento) en aquellas tareas que requieren de nuestra atención.

Como resumen y retomando puntos, las personas (por el momento) no están fisiológicamente preparadas para poder ser llamadas “Personas multitasking” por lo que para no perder competitiva es necesario el aprender mecanismos alternos como lo puede ser el convertirse en “Personas que pueden atender procesos concurrentes”.

Nota Aclaratoria: No es casualidad el utilizar algunos términos utilizados programación multitasking 🙂

 

Educación actual: Excelente generadora de empleados!

La educación técnica en América Latina se puede considerar de calidad. Los profesionales egresados de universidades, tanto publicas como privados, son muy cotizados por su capacidad para desarrollar tareas.

Es por eso que las empresas de outsouring que venden sus servicios a mercados como Estados Unidos, Canadá y Europa tienen bastante éxito en la actualidad.

A pesar de estos puntos que cito, si comparamos la cantidad de empresarios que hay en Latinoamérica contra los que hay otros sectores del mundo, podemos concluir que a los latinoamericanos no son personas que apuesten por crear su propia empresa.

Los factores que pueden influir en este comportamiento pueden ser muchos sin embargo considero que la educación inicial que reciben los jóvenes en la secundaria es el detonante de esta particularidad de la zona.  El  modelo educacional actual es excelente para crear empleados: que se apeguen a horarios, que sigan procedimientos establecidos, que atiendan peticiones, que sigan instrucciones, que si bien es cierto son características necesarios para poder convivir en cualquier sociedad, ante la carencia de ideas de innovación, emprendurismo,  liderazgo hacen que los jóvenes sean unos excelentes empleados pero no se atreven a ser empleadores.

La aversión al riesgo es otro factor determinante ante esta actitud. Por supuesto que es más seguro el esperar un salario todos los meses y no depender de lo que nuestra propia empresa pueda generar. Sin embargo los réditos obtenidos por generar una empresa pueden ser mayores a los esperados en un salario, y no solo en términos económicos.

Es claro que el dejar de ser empleado y convertirse en empleador trae consigo muchas responsabilidades. No solo se debe de velar porque obtener un salario propio sino que se debe de trabajar por la sanidad interna de la compañía, pues de las obras del “empleador” es que dependen las personas que laboraran para esta, adicionalmente con una empresa se puede crear un legado empresarial, se pueden marcar pautas en el entorno más fácilmente que si se hiciera a manera individual, es decir es dejar de pensar en singular para pensar en plural.

Definitivamente debe de haber un cambio en el paradigma de enseña, comenzar a crear personas proactivas que hagan mover el mundo y no gente pasiva que vea al mundo  moverse.

 

Diferencia entre los que hacen las cosas y los que ven hacer las cosas

Será acaso que las personas que cambian el mundo innovando, construyendo, re-inventando, “haciendo cosas” son seres diferentes al resto?

Con un amigo de tertulias discutíamos sobre la “clasificación de las personas”, el muy acertadamente cree que en el mundo existen dos tipos de personas: Los lideres y sus seguidores, yo concuerdo totalmente con él e incluso me atrevo a hacer una analogía entre las “personas que hacen y las personas que ven hacer las cosas”.

 

Ahora la gran interrogante es que factores o características hacen la diferencia entre las dos clasificaciones de personas. Podrían ser varios los factores que afectan directamente la conducta de las personas:

  • Ambiente (medio)
  • Imaginación (capacidad de innovación)
  • Educación (cultura)
  • Entre otros.

Estos factores ayudan a determinar la conducta que propicia el cambio, sin embargo desde mi punto de vista ninguno de estos es el eje principal que hace que las personas “creen cosas”.

Desde mi punto de vista lo que marca la diferencia es el estar atento a lo que sucede en el medio, poder detectar necesidades de los consumidores y poder crear productos o servicios que satisfagan estas necesidades. Si analizamos las empresas más exitosas uno de los factores es la capacidad de adaptación al medio.

Un ejemplo es Apple quien de una manera muy acertada revoluciono el mundo de la música introduciendo el Ipod y sus sucesores iphone y Ipad, para Steve Jobs no era suficiente mantenerse compitiendo en el mercado de computadoras personal, y logró explotar un negocio que hoy por hoy es de los más rentables para la compañía.

Y como todo cualquier tema de administración de negocios, todo es aplicable a nuestras vidas personales. Si queremos ser competitivos debemos de estar atentos a los cambios en el mercado en el que nos desenvolvemos, debemos de actualizarnos constantemente pero más que eso tratar que nuestras acciones sean agentes de cambio y no simples “seguidores”.

Prestemos atención a nuestros medio que muy probablemente hay un sinfín de “cosas por hacer” y puede ser nuestra oportunidad para pertenecer al grupo elite de “Las personas que hacen”.